Back to Top

Como diseñar botones Web eficientes para llamar a la acción.

La mayoría de las páginas de aterrizaje o landing pages incluyen un botón como parte de la llamada a la acción. La pregunta es ¿Saben tus visitantes exactamente que hacer para realizar una acción, sea comprar o registrarse? ¿Los botones son tan claros que no dejan duda en la mente del visitante que sucederá después de hacer click?

Sucede, que podemos seguir pautas para diseñar botones que sean auténticos imanes para ser presionados.


Primero, dar prioridad.

Lo ideal es tener un único y claro botón para llamar a la acción en cada página. Si abundamos en botones, es necesario crear una jerarquía visual para dar importancia a uno u otro botón. La manera de lograrlo es cambiando el color o el tamaño a los botones que son prioridad y dejar a los botones menos importantes con un menor tamaño.

dar prioridad dropbox

Si tenemos dos botones lado a lado, recordemos que el botón de la derecha es, por convección, considerado el más importante (lo más probable para hacer click). Tengamos en cuenta degradar el botón de la izquierda a enlaces de texto o dar una menor jerarquía visual.

lado a lado benchmark

Describir con precisión la acción.

No esta demás decir que los botones deben describir con precisión la acción prevista. Asegúrese de que el botón describe exactamente lo que sucederá cuando se hace click. Por ejemplo, muchos sitios de comercio electrónico colocan por error botones con el texto “Comprar ahora” junto a la vista del producto, cuando la acción real es “Añadir a carrito”. El visitante que lee esto se pregunta “Como voy a realizar el pago si aún no verifico mis compras y no he elegido si compro este u otro y ni siquiera he ingresado mis datos.”

lado a lado getresponse

Otro error similar es etiquetar con “Comprar ahora” cuando en realidad es “Proceder a Caja”. No etiquetar acciones con el texto respectivo provocara confusión y desorientación en nuestros visitantes que trataran de averiguar que procede a la acción. Evitemos generar las dudas y llevar paso a paso a nuestros visitantes.

Utilicemos un lenguaje estándar sin regionalismos para etiquetar los textos de nuestros botones. La mayoría de las personas de otras culturas que no hablan el lenguaje nativo tendrán dificultades para procesar y entender las etiquetas si no están familiarizados con los términos.

Describir con precisión la acción.

Los textos contenidos dentro de los botones web deben estar escritos desde la perspectiva de los visitantes y responder a sus intenciones y deseos. Con esto me refiero a tratar de complementar las intenciones de los visitantes con terminaciones adecuadas, como por ejemplo, “Descargar ahora”, “Obtener versión de prueba gratis”, “Probar un Demo”, “Ver Video”. Estas formulaciones responderán mejor a las aspiraciones del usuario, en lugar de escritos como por ejemplo: “Descargar”, “Prueba gratis”, “Demo”, “Video”.

textos precisos

Recuerde que la usabilidad se trata del buen manejo de las expectativas de los visitantes. Lo último en donde queremos fracasar es en los botones. Si bien puede seguir estas u otras recomendaciones, descritas anteriormente, la única manera de saber que funciona mejor para su audiencia es a prueba y error. No tenga miedo de experimentar con otras opciones para visualizar sus contenidos y mostrar sus acciones, si eso implica una probable subida en la tasa de conversiones.